Héroes y villanos del Ulster

En 1988 tres miembros del IRA Provisional, grupo terrorista norirlandés, fueron asesinados en Gibraltar. En la ciudad de Belfast, divida por una larga valla para evitar los disturbios entre católicos y protestantes, se hizo un funeral en honor a los caídos. Parte de la comunidad católica y republicana acudió a una cita que no tardó en tornarse en tragedia cuando Michael Stone, miembro de un grupo paramilitar anti-IRA se abalanzó sobre los allí reunidos abriendo fuego en nombre de la comunidad protestante, dejando tras de sí un reguero de víctimas. Poco después sería capturado por la policía y condenado a prisión hasta 2000, momento en el que volvería a quedar libre a efectos del Acuerdo de Viernes Santo.

 

Michael Stone
Mural en tributo a Michael Stone. En el círculo que rodea la imagen se lee la frase “su único crimen fue la lealtad”.

Tras el ataque, tanto católicos como protestantes cerraron rápidamente filas en torno a lo sucedido. Para la comunidad católica, Michael Stone no era más que un vulgar asesino; desde la perspectiva de la comunidad protestante era todo un héroe que con su incursión había defendido a su país del terrorismo republicano: tal fue así que en su honor se levantaron varios murales a lo largo de los barrios protestantes de Belfast. Su imagen no solo se representó mediante banderas lealistas (antiindependentistas) sino también a través de recursos históricos con los que incluso se lo compara con Guillermo de Orange, rey protestante que venció a los católicos en la batalla de Boyne de 1690. En definitiva, Stone había pasado de ser un paramilitar corriente a convertirse en un héroe para su comunidad.

“Habéis oído hablar del rey Guillermo III… ahora conoced al rey Michael Stone”

Dicho ejemplo nos recuerda a las conclusiones de nuestro último debate en El mundo está fuera, donde repasamos cómo los héroes no existen de manera objetiva, sino que son construidos por la comunidad y convertidos en el escaparate de su ideología. Héroes o no héroes, las paredes de la capital norirlandesa siguen mostrando cada día los rostros de asesinos en serie en ambas partes de la ciudad.

Para ver más murales, haz click aquí

Para saber más sobre el ataque al cementerio de Milltown, haz click aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s