Assassin de la police

“Eso a mí probablemente no me vaya a pasar” parafraseaba el otro día nuestro colaborador Daniel Luis, haciendo referencia a algunas voces que opinan sobre los atentados en París. Dicha frase me llamó poderosamente la atención, ya que recuerda mucho a una de las películas de cine social más importantes en la cultura francesa: La Haine (el Odio) salió a la luz en los años 90, y pretendía denunciar los problemas de integración social en las banlieues parisinas (barrios marginales en torno a la estereotipada ciudad del amor).

 

El largometraje, que narra la vida de tres personajes marginados (un joven de etnia negra, otro de origen magrebí y un tercero de religión judía) comienza con una frase muy abstracta, pero que justifica el argumento de toda la obra:

 

“C’est l’histoire d’un homme qui tombe d’un immeuble de cinquante étages. Le mec, au fur et à mesure de sa chute se répète sans cesse pour se rassurer : jusqu’ici tout va bien, jusqu’ici tout va bien, jusqu’ici tout va bien.

Mais l’important n’est pas la chute, c’est l’atterrissage.”

 

(“Esta es la historia de un hombre que cae desde un edificio de cincuenta pisos. El tío, según va cayendo repite todo el tiempo la misma frase para tranquilizarse: hasta aquí todo va bien, hasta aquí todo va bien…

Pero lo importante no es la caída, es el aterrizaje”).

Y es que efectivamente, Francia estaba en caída libre en los 90 y no parecía darse cuenta. La violencia entre la policía y los habitantes de la banlieue era cada vez más constante debido a la marginación que sus vecinos vivían, en una progresiva falta de identificación con la cultura francesa, cada vez más entendida como opresora y asociada a la autoridad. Grandes barrios conectados entre sí por monótonos bloques de pisos y por el común sentimiento de aburrimiento y abandono que profesaban los jóvenes eran la identidad de estos grises lugares, donde el desempleo y el abandono escolar revolucionaban las estadísticas nacionales. El malestar se tradujo en los grandes disturbios de 2005, y a partir de entonces, desde la prensa internacional parecía que el problema había desaparecido… pero no, la caída continuaba, y Francia era “el tío” que se repetía una y otra vez que hasta aquí todo iba bien.

Según el periodista Sami Nair, el estado invirtió grandes cantidades de dinero en estos barrios, pero en ningún momento se preocupó por conseguir una sociedad integrada. En otras palabras, la cultura francesa no ha sido capaz de integrar como parte de su identidad realidades de Próximo Oriente y África, y el abandono y la desgana, desde entonces, han contribuido notablemente a promover fanatismos y radicalismos religiosos.

¡Qué sorpresa que los terroristas de París no sean sirios, sino alemanes y franceses! Según el canal germano ZDF, la mayor parte de las páginas que promueven el yihad están precisamente redactadas en alemán y francés. Recientemente, François Hollande visitaba una fábrica del extrarradio, a donde pudo entrar fácilmente pero no salir (debido a la gran cantidad de vecinos indignados, que bloqueaban la salida). La situación, decía un analista,estaba fuera de control, y ni ejército ni policía podrían solucionar la venidera catástrofe; palabras aparentemente oraculares, pero que si nos fijamos en el desarrollo de la marginación en las banlieues, no lo son tanto.
El terrorismo yihadista es efectivamente un problema global, pero nuestra cultura, orgullosa y convencida de sus valores, ha ido sembrando problemas locales en todo el mundo desde hace siglos, y muchos de ellos sin querer y en su propia casa, por no adoptar las medidas de integración y tolerancia que las circunstancias exigieron.

Anuncios

Un pensamiento en “Assassin de la police”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s