Kotick, la Foca Blanca

El libro de la Selva, de Ruyard Kipling, es algo más que su versión llevada al cine por Disney. La obra original, como producto de su tiempo, fue un escrito que legitimaba la ideología imperial británica. En este contexto, el racismo (potenciado  incluso por la ciencia) era una de las bases de las que los occidentales partían para relacionarse con los habitantes de las colonias. En uno de los cuentos pertenecientes a El libro de la Selva, Kipling describe cómo una foca blanca (Kotick) guía al resto de focas negras, en un caudillaje con tintes heroicos y paternalistas:

 

<<—¡A ver, cebones de mar! ¿Quién viene conmigo al Túnel de Vacas Marinas?. Contestad, o vuelvo a enseñaros lo que es buenobramó Kotick.

Iremosdijeron miles de voces agotadas—. Seguiremos a Kotick, la Foca Blanca.

Entonces Kotick hundió la cabeza entre los hombros y cerró los ojos con orgullo. Ya no era una foca blanca, sino roja de la cabeza a la cola. Pero eso era lo de menos, nunca se hubiera rebajado a mirar o tocar ni una de sus heridas.>>

 

Para saber más sobre El Libro de la Selva pincha aquí, en el segundo programa de El mundo está fuera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s